Sahara : primeros contactos sobre el terreno del nuevo mediador de la ONU

El enviado del secretario general de la ONU para el Sahara, Horst Köhler en su primera gira por la región para reactivar el proceso de solución de la cuestión del Sahara marroquí, fue recibido en audiencia por el rey Mohammed VI el martes en el Palacio Real de Rabat.

El ex presidente de Alemania, que tomó oficialmente las funciones de enviado personal del SG de la ONU, Antonio Guterres, el 8 de septiembre, tiene mucho que correr debido al vacío que le ha dejado a su predecesor, el estadounidense Christopher Ross.

Al llegar la tarde del domingo en Rabat, primera escala de su gira por Africa del Norte, Köhler y su asesor especial, David Schwake han tenido el 16 y 17 de octubre, una serie de entrevistas con el Jefe de Gobierno Saad Eddine El Otmani y el ministro de AAEE, Nasser Bourita y Omar Hilale, Embajador, Representante Permanente de Marruecos ante la ONU. No se ha filtrado ningún detalle sobre el contenido de estas discusiones.

Después de Rabat, es en los campamentos de Tindouf donde el enviado personal de Guterres puso el pie esta mañana del miércoles. Es esperado entonces en Argel y en la última etapa, en Nuakchott, la capital mauritana.

Köhler fue recibido en el final delmediodia en el campamento de Auserd y tuvo por la tarde, conversaciones a puerta cerrada con los altos responsables del Polisario en su cuartel general en el campamento de Rabbuni.

Dada la delicadeza de su misión, el mediador de la ONU se abstuvo de hacer declaraciones a la prensa. Sin embargo, debe, probablemente, elaborar un informe el 24 del mes en curso, sobre los resultados de su gira al Consejo de Seguridad, antes de presentar el próximo febrero, un primer informe detallado sobre la cuestión del Sahara marroquí.

Si el Polisario apoyado por Argelia, todavía se aferra a la opción anticuada de “referéndum de autodeterminación” y su posición no ha cambiado un ápice, Marruecos ha dado sin embargo, muchas concesiones, al proponer como solución, una amplia autonomía, bajo su soberanía, para la parte de su sáhara disputada.

Queda por saber si el equipo dirigente de la ONU, entre ellos Antonio Guterres y su enviado personal, Horst Köhler van a hacer mejor que sus predecesores, Ban Ki-Moon y Christopher Ross, que fracasarón por completo en mover las cosas en el buen sentido.

Advertisement

No hay comentarios.

Contesta