La UE tira de la alfombra bajo los pies de los dirigentes ofendidos de Argel y del Polisario

La Unión Europea (UE) ha retirado la alfombra “roja” bajo los pies de los dirigentes de la llamada República Saharaui “RASD” y sus principales padrinos y patrocinadores argelinos y sudafricanos.
“La UE no reconocerá la RASD, incluso si participa en la Cumbre Euroafricana”, programada para el 29 y 30 de noviembre en Abiyán, la capital de Costa de Marfil, dijo el miércoles en Bruselas, la portavoz de la política extranjera y del consejo de Seguridad de la Unión Europea, Catherine Ray, infligiendo una repugnante desaprobación al Frente Polisario y su patrocinador argelino con la esperanza de obtener el reconocimiento de facto de Bruselas de dicha “RASD” en la cumbre.
Las maniobras de los dirigentes de Argel y de Pretoria fueron barridas de una mano por la portavoz de la Unión Europea que dejó bien en claro que “cualquier participación en esta cumbre, como lo es el caso de todas las reuniones internacionales de esta naturaleza no constituye una modificación de la posición de la UE sobre el no reconocimiento de la RASD”.
Para ser más claros, Catherine Ray, citada por la agencia de noticias española “EFE”, ha zanjado en la conferencia de prensa diaria de la Comisión Europea, diciendo sin rodeos, que “la UE no reconocerá la RASD” incluso si participa en la cumbre con África”.
Así, el sueño que acaricia durante cuarenta años, el régimen autocrático de Argel y sus estipendios del Polisario de balcanizar Marruecos se ha evaporado una vez más, como un espejismo.
La decisión de la UE está en perfecta armonía con la posición de las Naciones Unidas que nunca ha reconocido la quimérica “RASD”, incluso si retrasa a cerrar definitivamente el espinoso asunto del Sáhara Occidental, reconociendo de una vez por todas, los irrefutables derechos históricos legítimos de Marruecos sobre sus provincias del sur, como lo demuestran las antiguas potencias coloniales, España y Francia.
Además, para evitar la política del escaño vacío que ha beneficiado durante mucho tiempo a los oponentes de Marruecos, no se excluye que la delegación oficial marroquí debiendo participar en la cumbre UE-África en Abiyán, sea dirigida por el Rey Mohammed VI en persona. Según algunos medios, una delegación marroquí de precursores ya está trabajando duro en Abiyán para preparar el eventual viaje real.

Advertisement

No hay comentarios.

Contesta