Una primera victoria de Marruecos contra el Polisario dentro de la Unión Africana

En el primer enfrentamiento contra el Polisario apoyado por Argelia en la sede de la Unión Africana (UA) en Addis Abeba, Marruecos ha logrado gracias a la mediación de Nigeria modificar dos pasajes de un informe sobre los derechos humanos que considera perjudicial para su soberanía sobre el Sahara.

Frente a las impugnaciones de Marruecos, el ministro nigeriano, Geoffrey Onyeama se había de hecho propuesto de hacer el mediador el 1ero de julio, cuando seis países habían votado a favor de la posición de Marruecos, y otros seis para el Polisario. Tras el éxito de su mediación que permitió la modificación del informe, Onyeama expresó este domingo, 2 de julio su satisfacción y la esperanza de que este método se utilizará en el futuro para resolver los conflictos entre los dos miembros de la Unión.

Después de una sesión muy animada en el Consejo Ejecutivo de Ministros de Asuntos Exteriores de la UA, la delegación de Marruecos ha podido de hecho, obtener enmiendas al informe de la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos, incluyendo dos pasajes que atentaban contra la soberanía del reino en el Sahara occidental.

Esto es específicamente las cláusulas 88 y 89 del informe, que se modificó y adoptada por el Consejo Ejecutivo de la UA que reúne a los ministros africanos de Asuntos Exteriores.

En lugar de la cláusula 88 que indica “enviar una misión de evaluación de los derechos humanos en los territorios ocupados de la RASD”, la versión modificada establece que “algunas delegaciones de los países miembros propusieron enviar una misión de evaluación de los derechos humanos “en el territorio conocido en la ONU bajo el nombre de Sahara occidental y en la Unión Africana bajo el de la República árabe saharaui Democrática.” En el mismo párrafo, el informe señala que “otras” delegaciones expresaron su “firme oposición a esta propuesta.”

En la cláusula 89, el informe revisado establece que la Unión Africana va a “entablar un diálogo constructivo con el Estado involucrado en la misión anterior”, sin especificar en qué estados se trata, Marruecos o la quimérica República saharaui “RASD”.

Esta es una pequeña victoria para Marruecos, ya que desde hace siete años, estas cláusulas regresaban en todos los informes de la Comisión de Derechos Humanos y de los Pueblos. Lo que hizo decir al ministro marroquí de Exteriores, Nasser Bourita al salir de la sesión que “volvemos a una lógica donde se toma la posición de Marruecos en consideración.”

Lo que es seguro es que el regreso triunfal de Marruecos en enero en la Unión Africana, pone finalmente fin a su política de la silla vacía y debe conducir a cerrar las lagunas de las que se han beneficiado en el pasado, Argelia y el Polisario para hacer prevalecer su tesis separatista.

Advertisement

No hay comentarios.

Contesta